Director: José Lolas Miani | Martes, 17 de Octubre de 2017. "Año del Buen Servicio al Ciudadano"



EDITORIAL: CORRUPCIÓN Y CONSECUENCIAS DE LA IMPROVISACIÓN

Por José Lolas
en Editorial
Ago 9th, 2017
Sin comentarios
352 Visitas

5D857EE8-2A78-4DCA-A81F-A99E980565E5-6500-00000B7525BC0491

Apena decir y darse cuenta que el Perú parece estar condenado a tener presidentes por accidentes políticos, por votos de protesta y por evitar el mal mayor. Esa inmadurez electoral de la mayoría de los peruanos es la causa de los principales problemas que aquejan al país, al menos desde su última etapa democrática. Ello ha llevado a que se elija presidentes y gobiernos sin planes de gobiernos reales, sin capacidad ni visión de futuro y sin contar con los cuadros profesionales para enfrentar los grandes problemas del país con altura y profesionalismo, sino en base a la cultura de la improvisación y así no se puede sacar adelante a una nación. Este gobierno de Peruanos por el Kambio, que preside Pedro Pablo Kuczynski es la clara expresión de todo esto.
Los partidos y movimientos políticos se han convertido en una suerte de ferias donde reciben a candidatos según su poder de financiamiento. Los mismos que una vez encumbrados tienen que recuperar con creces lo invertido. Los partidos y movimientos tradicionales son controlados por sus miembros más antiguos, los cuales los han copado con dirigentes adeptos para hacer de ellos una especie de cofradía no renovable, por razones de ambiciones políticas futuras y como protección para mantener una representación política-social.
Las nuevas organizaciones son la madre reproductora de la improvisación. En los sucesivos gobiernos que hemos tenido y tenemos en la actualidad, donde los dirigentesreciclados, por lo general vienen de otros partidos y organizaciones, muchos de ellos expulsados por razones disciplinarias. Son estos últimos quienes en base a su “experiencia” mueven los hilos o “batutean” incluso a las secretarias generales o presidencia. Y son estasorganizaciones las que lamentablemente tienen mayor posibilidad de ser elegidas para gobernar. Gracias al engañoso marketing político que las hace parecerinnovadoras, frescas y confiables. Solo basta dar una mirada a nuestra historia reciente para comprobar lo dicho. Fujimori se encumbro con Cambio 90, Toledo con Perú Posible, Humala con su Partido Nacionalista y PPK con un movimiento político que coincidentemente tiene las siglas de su nombre PpK. Improvisación política total. La finalidad hacerse del poder con fines nada santos, tal cual lo expresan todas las denuncias por corrupción en curso y las que se ventilan a diario en la prensa nacional.
El país y la sociedad vive una decadencia política gravísima, la cual se ve reflejada en los inmensos y sucesivos casos de corrupción denunciados y en procesos judiciales, que provienen desde la punta de la pirámide del poder. Desde el cargo democrático más alto de nuestro sistema político. Y lo más grave es que ningún gobierno se compromete abiertamente a declararle una guerra a la corrupción. Todos les soplan la pluma a un solo poder del estado, al Poder Judicial, cuando esa, a juzgar por lo gravedad de la situación, debe ser declarada prioridad nacional de todos los poderes del estado.
En estos momentos tenemos dos ex presidentes y una primera dama encarcelados, uno pagando condena y la pareja presidencial puesta a buen recaudo para evitar se escape de la justicia, y para estos últimos las denuncias e investigaciones recién comienzan. El ex presidente Alejandro Toledo está con orden de captura y escondido en los Estados Unidos. Aquí la decencia ya perdió todo valor. En tiempos pasados la sola mención de un nombre en actos sospechosos era motivo de una indignación profunda. Ahora no, mientras no haya pruebas los sospechosos o los culpables, no se dan por aludidos en salvaguardar su buen nombre. Pareciera que sólo les interesa lo que aparece en el expediente y el dinero en sus cuentas personales. Este es el panorama reciente de nuestra actualidad moral en la política de nuestro país. Y por el momento nada ni nadie parece estar dispuesto a tomar el toro por las astas. Solo atinan a mirar de soslayo en una actitud de dejar hacer y dejar pasar, y así nada va a cambiar, al menos para mejor. Hasta mañana mis amigos de Primera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Confirma que no eres un robot *