Director: José Lolas Miani | Viernes, 22 de Septiembre de 2017. "Año del Buen Servicio al Ciudadano"



EDITORIAL: ARGOLLA POLÍTICA Y CAMBIOS URGENTES

Por José Lolas
en Editorial
Ago 15th, 2017
Sin comentarios
1113 Visitas

FOTO NOTA 5 PAGINA 4 LP

 

 

La popularidad del presidente Pedro Pablo Kuczynski(PPK) cayó por tercer mes consecutivo en lo que va del 2017. Ipsos Perú revela que su aprobación llegó a 29% en agosto, el punto más bajo desde que empezó su gobierno. En julio, Kucyznski tenía 34% de aceptación, mientras que en junio y mayo era de 39% y 43%, respectivamente. Esto revela objetivamente que la administración del estado por parte de Peruanos por el Kambio es sumamente deficiente y requiere cambios urgentes en el gabinete, y ello apunta en mi opinión a pensar en un relevo del premier Fernando Zavala.
La aprobación del presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, es menor que la de PPK con 24%. Históricamente, el primer ministro siempre tiene mayor respaldo y es quien mantiene a flote la aprobación del Gobierno. El premier tiene que ser más político que técnico, pues el cargo requiere estar fogueado en los artificios de las estrategias políticas más que en el manejo de una calculadora científica.
El descenso constante en la aprobación presidencial es una señal que el Gobierno tiene que hacer cambios radicales en políticas públicas y ello se logra convocando profesionales y especialistas con planes renovadores y de fuerte impulso.
En estos momentos el Ejecutivo debe analizar las encuestas con mucho cuidado y tomar decisiones lo más pronto posible. Es urgente para el país buscar una salida porque esta situación se puede agudizar aún más ingresando al año electoral, y esto ya no tiene que ver con la concordancia con el Congreso, sino que es con el consecutivo debilitamiento de la relación que tiene el Gobierno con la población.
El gobierno no puede echarle la culpa a nadie de este bajón en las encuestas. Lo que yo entiendo es que PPK no ha tenido la capacidad de percibir e interpretar el descontento de la población, lo cual ha desencadenado en las recientes huelgas y paros. Hechos que pueden ser el inicio de una constante marejada de revueltas sociales, que lo pueden acompañar hasta el último día de su mandato. Sobre todo si detrás de ello se encuentra la izquierda comunista que hábilmente va a utilizar las carencias de este gobierno -sobre todo en manejo político- para auparse en el plano social, reapareciendo e intentando recomponerse para proyectar una imagen de unidad en defensa de los derechos sindicales de la población.
Considero también que es poco probable que se renueve el Gabinete prontamente, pues PPK viene demostrando en estos meses que desconfía de las personas ajenas a su círculo cercano. O tal vez su círculo íntimo le está haciendo creer esto para mantener unida su argolla política. Si el entorno presidencial tuviera una visión elevada y panorámica podrían aprovechar la baja popularidad del presidente para darle un perfil más político al gabinete en vez de técnico. Hay otro aspecto que tampoco se ha mencionado y es la falta de cuadros o personalidades de peso para actuar como nuevosministros. Esta es la consecuencia de la improvisación.
El presidente y el gobierno requieren a alguien con capacidad comunicativa. Con verbo político, con agresividad, con ironía, con escudo y espada al mismo tiempo. Con instinto, alguien con la capacidad de adelantarse a la crisis, con una estrategia instintiva y casi automática. Parece que hay una negativa a darse cuenta de que solo con técnicos no se puede gobernar un país.
En política, y en otros aspectos de la vida, no hay peor cosa para un ciego, que no quiera ver y esta parece ser la situación del presidente y compañía. Es todo por hoy hasta mañana mis amigos de Primera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Confirma que no eres un robot *